MUCHO CALOR Y POCO AGUA: CÓMO CONTROLAR EL GASTO EN VERANO

Publicado el 21/08/2017

SOLICITE PRESUPUESTO A GRUP CLAU

 

Reutiliza el agua de casa, ahorra con agua de lluvia y opta por un jardín ecológico.

 

Se consume menos agua con sólo cerrar un poco la llave.

 

Con el calor, en verano gastamos más agua. Para empezar nos duchamos más y con más gusto. Bebemos más y, además, quien tiene jardín usa más agua para su mantenimiento; incluso quien tiene una pequeña terraza. Y dado que gastamos más resulta imprescindible conocer todas las formas posibles para ahorrar agua en verano. En el blog de Fotocasa apuntan todas éstas:

 

No malgastes agua

Cierra el grifo mientras te lavas los dientes y utiliza un vaso para aclarártelos. También ahorrarás agua si llenas el lavabo o el fregadero a la hora de afeitarte, lavarte la cara, fregar o lavar las verduras.

 

Antes una ducha que un baño

Gasta hasta 4 veces menos agua sustituyendo el baño diario por una ducha. Evita perder el tiempo una vez dentro y, además, acuérdate siempre de cerrar el grifo mientras te enjabonas.

 

Repara las fugas

Revisa todos los grifos de la casa y arréglalos en caso de que pierdan. Si la fuga se encuentra en la instalación, avisa a la compañía y/o al ayuntamiento. Estas pérdidas pueden suponer hasta 100 litros de agua al mes.

 

Sistemas de ahorro

Perlizadores o difusores que inyectan aire en el caudal, cisternas de doble pulsador (con dos niveles de descarga de agua) o limitadores de descarga, grifos monomando con los que ajustar el caudal y la temperatura a la vez… Se trata de sistemas económicos y sencillos de instalar que ayudan a ahorrar muchos litros de agua a diario.

 

Revisa la llave del agua

A veces, consumir menos litros de agua pasa por algo tan sencillo como cerrar un poco la llave del agua: apenas notaremos la diferencia de presión y ahorraremos caudal.

 

No uses el váter a modo de papelera

No tires cosas al váter. Coloca una papelera y úsala para tirar la basura. De esta forma, evitarás tirar de la cadena cuando no sea necesario y ahorrarás de 6 a 12 litros cada vez.

 

Pon la lavadora al máximo de carga

Como con el lavavajillas, podemos ahorrar agua poniendo la lavadora cuando esté totalmente llena. Además, es importante ajustar el programa adecuado según la carga y lo sucia que esté la ropa. En cualquier caso, es importante apostar por electrodomésticos eficientes.

 

Utiliza el lavavajillas

Fregar a mano supone consumir un 10% más de agua. Eso sí, a la hora de poner el lavavajillas debes tener en cuenta que esté cargado al máximo. Apuesta por electrodomésticos eficientes y ahorra energía.

 

Un jardín ecológico

Opta por especies autóctonas, que requieran menos cantidad de agua para su mantenimiento; riega por la noche o a primera hora del día, para evitar la evaporación del agua por la mañana; Utiliza sistemas de riego automático o reutiliza aguas grises depuradas para regar.

 

Reutiliza el agua

Guarda el agua que sale hasta que se calienta y aprovéchala para regar las plantas, limpiar el suelo… El agua utilizada para cocer los huevos y el agua de los acuarios pueden servir para regar las plantas, ya que tiene muchos nutrientes y sirve de fertilizante natural.

 

Agua de lluvia

Coloca sistemas de aprovechamiento de agua fluvial y reutiliza el agua de lluvia. Resulta perfecta para limpiar suelos, para el agua del inodoro, el riego de las plantas o el jardín… entre otros usos. Aprovecha este recurso gratuito.

 

20MINUTOS