SUBE EL GAS: PAUTAS SENCILLAS PARA AHORRAR EN EL RECIBO

  • Ahorro
  • GRUPCLAU
  • Multiservicios Tarragona

 

- Con la calefacción, cerrar las llaves de los radiadores de las habitaciones en desuso y cerrar las puertas de estas para que no salga el frío.

 

- Lo más fácil es aprovechar el sol: correr las cortinas, levantar las persianas y dejar que entre el sol a raudales por las ventanas.

 

- Ahorraremos si dejamos los grifos monomando en posición de agua fría.

 

El 2018 ha arrancado con la subida del precio del gas natural. Las tarifas de último recurso (TUR) se elevan una media del 6,2%, de forma que la TUR 1, a la que están acogidos los clientes que utilizan el gas para el suministro de agua caliente y cocina, se encarecerá un 4,9%; y la TUR 2, la de aquellos que también tienen calefacción de gas, lo hará en un 6,6%.

 

Dice el Gobierno que este repunte se debe a la subida de la materia prima, el gas natural, en los mercados internacionales. Lo cierto es que pagaremos más. Y por eso interesa conocer algunas sencillas pautas que nos pueden ayudar a ahorrar si las seguimos a la hora de calentar nuestro hogar y de hacer uso del agua caliente.

 

Al seleccionar la temperatura, entre 19º y 21ºC será suficiente para disfrutar de una sensación de confort. Y es que, por cada grado que se aumente la temperatura, incrementa el consumo en un 7% aproximadamente. Por la noche, 15ºC serán suficientes para dormir a gusto: es preferible apagar la calefacción y colocar mantas si fuese necesario.

 

Para ventilar bien la vivienda bastará con 5 o 10 minutos para renovar el aire sin perder el calor residual, acumulado durante la noche. Después, lo más fácil es aprovechar el sol ahora que comienzan a alargarse los días.

 

Correr las cortinas, levantar las persianas y dejar que entre el sol a raudales a través de ventanas, galerías y otras zonas acristaladas. Si hacemos las tareas diarias en las estancias más cálidas, aprovecharemos ese calor gratuito. Cuando empiece a bajar el sol es recomendable bajar las persianas y correr las cortinas.

 

Con la calefacción, cerrar las llaves de los radiadores de las habitaciones en desuso y cerrar las puertas de estas para que no salga el frío. Realizar un mantenimiento periódico de la caldera ahorra problemas y dinero.

 

Si no estamos en casa, debemos apagar la calefacción; aunque si es un día frío y dejamos el piso por unas horas, mejor será bajar la calefacción a 16ºC (no se enfriará mucho y luego no hará falta demasiada energía para calentar).

 

En la cocina, las tapas sobre las ollas ayudan a consumir menos gas al acelerar el proceso de cocción. También debemos ajustar bien la llama de los quemadores a la base del recipiente.

 

Finalmente, si dejamos los grifos monomando en posición de agua fría ahorraremos. Dejarlos en una posición central, aunque no salga agua caliente, forzará al calentador a encenderse.

 

20MINUTOS