¿SALE RENTABLE COMPRAR CASA DE SEGUNDA MANO PARA REFORMARLA?

  • GRUPCLAU
  • Multiservicios Tarragona
  • Reforma

 

- Según el INE, el 78% de las viviendas vendidas en 2015 eran de segunda mano.

 

- Tras la reforma la vivienda se habrá revalorizado en más de un 10%.

 

La compraventa de viviendas repuntó el 11,1% en 2015 respecto al año anterior, hasta las 354.132 operaciones, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Claro que la gran mayoría son de segunda mano. Se vendieron 77.865 viviendas nuevas por las 276.267 usadas, el 78% del total.

 

Obviamente, quienes compran una casa de segunda mano aprovechan aún la gran caída de precios que ha llegado con la crisis. Pero también piensan como Reparalia, que comprar para reformar sale rentable. De hecho, tras la reforma la vivienda se habrá revalorizado en más de un 10%. Esta empresa tiene sus argumentos. Se trata, dice, desmontar los mitos sobre las reformas de las casas antiguas y de segunda mano.

 

“La ubicación de los pisos antiguos los encarece”

Al contrario, dice Reparalia. Tienen la mejor relación ubicación/precio, y suelen ofrecer una mayor posibilidad de negociación, entre otras cosas, porque suelen necesitar alguna reforma y soportan una menor carga financiera que permite al vendedor rebajar el precio.

 

“Cuanto más vieja sea la casa, peor será la reforma”

Cuanto más vieja, más reforma. Pero, una vez hemos asegurado que el estado general de la vivienda es bueno, se aplica la máxima de ‘cuanto peor, mejor’, ya que es más fácil y eficaz empezar de cero que tapar parches, y porque a mayor volumen de negocio se consiguen mejores precios.

 

“Lo que me gasto en la reforma lo puedo invertir en un piso nuevo más grande”

Según los datos a nivel nacional del Consejo General del Notariado, en un piso de 100m2 la diferencia entre elegir casa antigua frente a vivienda nueva llegaría suponer un ahorro de hasta 36.000 euros. Con ese dinero se podría realizar la reforma de la cocina con muebles incluidos, la reparación completa de dos baños, limpieza de paredes y pintura de todos los espacios, así como cambiar ventanas, colocar parquet o tarima y renovar la instalación eléctrica y de calefacción.

 

“El mantenimiento de un piso antiguo es más caro”

Hay también ahorros haciendo reforma de un piso usado. Por ejemplo, las viviendas de obra nueva suelen estar situadas en urbanizaciones con piscina, jardines e instalaciones deportivas que pueden suponer una cuota muy alta de la comunidad. Además, los pisos nuevos están sujetos a un 10% de IVA, mientras que los de segunda mano soportan el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) que varía entre un 6% y un 8%.

 

“Las obras son un rollo”

Es probable que durante un tiempo la vivienda no esté habitable, pero hacer realidad la vivienda de tus sueños y poder adaptar cada estancia a tus necesidades es altamente reconfortante y divertido.

 

20MINUTOS