UN HOGAR SEGURO Y CONFORTABLE PARA MAYORES O DEPENDIENTES: ALGUNAS IDEAS BÁSICAS

  • GRUPCLAU
  • Hogar adaptado
  • Multiservicios Tarragona
  • Reforma

 

- En el dormitorio, camas articuladas o con altura que no exija un esfuerzo extra.

 

- En el baño, la prioridad será contar con materiales antideslizantes cambiando, además, la bañera por un plato de ducha.

 

- La cocina precisa de espacios amplios: a más amplitud más seguridad.

  

Tener a los abuelos en casa o afrontar la rutina de una persona dependiente no sólo es una máxima en muchos hogares españoles sino que supone en muchas ocasiones tener que modificar la vivienda por completo. De hecho, cambiar la bañera por un plato de ducha, reformar la cocina para hacerla más práctica, adaptar las escalera o añadir rampas de acceso a las comunidades de viviendas son algunas de las reformas más solicitadas en España.

 

Además, aportamos datos: las solicitudes para adaptar baños han crecido un 30% y las adaptaciones de accesos para personas con discapacidad lo han hecho un 23%. Si se trata de instalar salvaescaleras, el aumento es del 53%. Así mismo, os damos también unas cuantas ideas sobre cómo adaptar una vivienda para personas mayores o dependientes.

 

El baño, adiós resbalones

Dado que el objetivo será reducir considerablemente las caídas, la prioridad será contar con materiales antideslizantes. Además, interesa cambiar la tradicional bañera por un plato de ducha (y sí, mucho mejor si le añadimos un banquito plegable). La colocación de barras o asideros de sujeción, la adaptación de tazas de inodoro por otras especiales, la eliminación del cierre interior de las puertas o la instalación de mamparas son otras de las adaptaciones de baños para mayores que más se solicitan.

 

Un dormitorio articulado

Para garantizar una mayor comodidad a la hora de descansar, podemos hacer cambios en el dormitorio apostando por camas articuladas o con una altura que no requiera un esfuerzo extra por parte de la persona en cuestión. Las ventanas y las puertas de los armarios correderas o el cambio de pomos por asas en los cajones también facilitarán el día a día de una persona con movilidad reducida. Aspectos como colocar un timbre o interruptor de emergencia que se comunique con otras partes de la casa también pueden ser de ayuda.  

 

La cocina, a más amplitud más seguridad

La cocina precisa de espacios amplios y es que tenemos que pensar en que nuestros mayores o dependientes necesitarán de muletas, sillas de ruedas o andadores. Para ello hay determinadas distribuciones que pueden favorecer este aspecto, por ejemplo las distribuciones en forma de L o bien una distribución lineal. Adaptar la altura de los muebles será igualmente necesario ayudando a que nuestros mayores tengan a mano todo aquello que necesiten usar con mayor frecuencia.

 

Si bien estos tres espacios  son esenciales, el resto de la casa también debe estar adecuada con pequeños detalles que harán la vida más cómoda a las personas dependientes. Detalles como son las puertas correderas o los suelos antideslizantes.

 

Ayudas y subvenciones si hay dependientes

Si una persona está dispuesta a reformar su hogar para buscar la comodidad de una persona mayor o dependiente es importante informarse de todas las subvenciones que se pueden solicitar. Existen créditos para la rehabilitación de viviendas que dependen de cada Comunidad Autónoma. De igual modo, tanto el propio IMSERSO como las diferentes Consejerías de Bienestar Social lanzan ayudas para facilitar este tipo de reformas.

 

20MINUTOS