CÓMO LIMPIAR VUESTROS TOLDOS

Publicado el 02/07/2015

SOLICITE PRESUPUESTO A GRUP CLAU

 

Los toldos se convierten en una forma eficaz y ecológica de proteger nuestro hogar de las altas temperaturas y el exceso de luz solar. Si disponéis de toldos o estáis pensando en instalar uno en casa, el siguiente Briconsell os ayudará a mantenerlo en perfectas condiciones.

 

Como norma general, deberemos limpiar el toldo dos veces al año. Además, cada 2 o 3 meses, habrá que abrirlo para inspeccionarlo con detenimiento. Si encontráramos un exceso de polvo o algún objeto, lo limpiaríamos con agua, asegurándonos de que está completamente seco antes de volverlo a enrollar.

 

En función del material del toldo será necesario seguir con atención estos consejos:

 

Toldos de tela

 

Realizaremos la limpieza con un aspirador, para eliminar polvo y tierra acumulada.

Para eliminar las manchas, utilizaremos un poco de agua con jabón y unas gotas de amoníaco. Nos ayudaremos de un cepillo o escoba de cerdas duras, asegurándonos de no dañar la tela. Dejaremos que se seque completamente antes de plegarlo.

 

Toldos de plástico

 

Por su composición, las manchas no penetran en el material, lo que facilita su eliminación.

Utilizaremos agua y jabón para eliminar las manchas con la ayuda de una escoba o una manguera con agua a presión aplicada directamente.

 

En ambos casos, pero especialmente en el caso de los toldos de tela, tendremos que estar muy atentos a la lluvia. Si empezara a llover y el toldo estuviera extendido, sería necesario enrollarlo lo antes posible. Una vez la lluvia se detenga, lo abriremos para que se seque completamente.